top of page

¿Qué es y para qué sirve un Sistema de Gestión de la Energía?


De acuerdo a las normas internacionales ISO, un Sistema de Gestión es el conjunto de elementos de una organización interrelacionados o que interactúan entre sí para establecer la política y los objetivos de la organización y cómo lograrlo.


Los elementos de la organización incluyen su estructura, recursos y herramientas, las funciones y responsabilidades definidas, la planificación y la operación de la organización.


Existen sistemas de gestión de la energía (SGEn) normalizados, por ejemplo la norma internacional ISO 50001 que establece los requisitos para implementar un SGEn que incluya una política energética, objetivos, metas energéticas y planes de acción relacionados con su eficiencia energética, su uso de la energía, y su consumo de energía, al tiempo que se cumplen los requisitos legales y otros requisitos aplicables.

 

Beneficios de un sistema de gestión de la energía

Implementar un SGEn permite a la organización establecer los procesos necesarios para garantizar la mejora continua del desempeño energético.


¿Qué es el desempeño energético?

El desempeño energético implica alcanzar resultados medibles asociados a tres conceptos:

Eficiencia energética: la relación entre las prestaciones de una actividad y su consumo de energía

● Uso de la energía: aplicación de la energía o dónde se consume, por ejemplo, ventilación, acondicionamiento, producción, iluminación, almacenamiento de datos.

● Consumo de energía: cantidad de energía aplicada.


¿Cómo trabaja un sistema de gestión de la energía?

En particular, la norma ISO 50001 se basa en un ciclo de mejora continua conocido como PHVA (o PDCA por sus siglas en inglés): Planificar, Hacer, Verificar, Actuar.


El ciclo de mejora continua se encuentra enmarcado dentro del alcance definido para el sistema de gestión y los resultados están afectados por el contexto de la organización.

Fuente: Norma ISO 50.001 - Sistemas de Gestión de la Energía


Planificar: incluye la definición de objetivos y metas energéticas y la planificación para alcanzarlos. En esta etapa, se realiza la revisión energética que es el análisis del desempeño energético actual basado en la información disponible para identificar los usos significativos de la energía y las oportunidades para la mejora del desempeño energético.

Además, se diseñan los indicadores y la línea de base energética que es la referencia contra la cual se irá midiendo el desempeño energético).

Es sumamente importante para esta etapa, obtener el compromiso del nivel directivo y formalizar el referente de energía y su estructura.


Hacer: implica desarrollar lo definido en la etapa de planificación. En esta etapa se implementan acciones y proyectos y se realizan las inversiones necesarias. En cualquier sistema de gestión se priorizan las acciones con nula inversión y rápido retorno del capital invertido para capitalizar los esfuerzos.

En el “hacer” interactúan las áreas de Apoyo y las de Operación.

Las tareas de apoyo son todas las actividades que dan soporte a la operación, como la designación de recursos, el desarrollo de competencias en el personal, las tareas de concientización, entre otras.

Para la operación se identifican los requisitos asociados al control operacional y el diseño y adquisición de productos y servicios que afecten el desempeño energético.


 

En Quanta ofrecemos Servicios de Eficiencia Energética, desde el Diagnóstico Energético, el desarrollo de proyectos, el monitoreo de indicadores y la implementación de sistemas de Gestión de la Energía para organizaciones.

 

Verificar: son los procesos que sirven para evaluar el desempeño del sistema para verificar que se cumplen las metas y objetivos y que se logran mejoras sistemáticas y continuas.

Se realizan monitoreos y mediciones, se calculan indicadores y se realizan auditorías. Además, como requisito de la ISO 50001 se evalúa el cumplimiento legal y realiza la Revisión por la Dirección (proceso a cargo de la alta dirección en la cual se revisa el desempeño de todo el SGEn).

Como resultado, se pueden detectar anomalías y desvíos para actuar rápidamente, dar seguimiento a los ahorros conseguidos y obtener el perfil de consumo energético vs la Línea de Base Energética.


Actuar: esta etapa se caracteriza por definir acciones para la mejora continua en base a la evaluación del desempeño realizada. Se realizan las acciones correctivas y preventivas y se registran e implementan las mejores prácticas conseguidas, es una buena etapa para transversalizar las acciones exitosas a las distintas áreas de la organización


Fuente: Elaboración Propia


¿Cómo implementar un SGE?

El diseño e implementación de un sistema de gestión es un proceso que requiere del involucramiento de todas las partes que conforman la organización para que sea exitoso. A su vez, se debe trabajar para que el sistema sea funcional a la organización, manteniéndolo actualizado y optimizando los procesos para que la herramienta se encuentre integrada a las actividades de cada uno de los integrantes de la organización (en mayor o menor medida según corresponda).

El sistema de gestión es una herramienta poderosa que permite no solo establecer metodologías de trabajo y sistematizar procesos de la organización para alcanzar el logro de los objetivos y metas propuestas, sino también medir los resultados obtenidos, cuantificando y evidenciando la mejora del desempeño energético.

 

Fuente:

ISO 50001: 2018 Sistemas de gestión de la energía, requisitos con orientación para su uso.

204 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


Publicar: Blog2_Post
bottom of page