top of page

¿Rentabilizar la sostenibilidad?

La tendencia a nivel mundial

La ONU fijó una serie de objetivos para que el mundo logre un desarrollo sostenible antes de que las consecuencias del cambio climático sean irreversibles. Continuar como hasta ahora no es una posibilidad, pero no hay que tener miedo al cambio, porque la sostenibilidad ofrece buenas oportunidades para los negocios.

La misma ONU estima que esta transición generaría oportunidades de mercado por un valor de US$ 12 billones hasta el 2030 y ya hay ejemplos claros de industrias en las cuales las empresas que apuestan por estrategias de negocios sostenibles generan mayores retornos que aquellas que no lo hacen. En los últimos 10 años, los que The Wall Street Journal llamó “los nuevos gigantes de la energía verde” (Enel, Iberdrola y NextEra) aumentaron su valor +200%, alcanzando los US$ 350 mil millones. Mientras que las mayores empresas petroleras internacionales (BP, Chevron, ExxonMobil y Shell) vieron su capitalización caer un 40% a US$ 570 mil millones, en el mismo periodo.



La sostenibilidad hoy puede parecer un negocio de nicho, pero las expectativas de mercado son tan prometedoras que los expertos consideran que entrar en el negocio ahora es comparable a entrar al negocio de internet hace 30 años.

Es una tendencia que se expande en un sinfín de industrias y que alcanzará a todos los sectores, tanto en grandes corporaciones como en pequeñas y medianas empresas, porque no hay fututo si no es sustentable.


Hay un interés sin precedentes de las empresas en dejar de ver la sustentabilidad como una mera cuestión reputacional o legal, y empezar a incorporarla en sus modelos de negocio para generar mayores rentabilidades.

Las cuestiones por resolver son cómo, cuándo y dónde. A estas preguntas da solución el concepto de estrategia de sostenibilidad, que busca aprovechar las oportunidades normativas, impositivas, los cambios de interés de los consumidores e inversores, entre otras cuestiones, a la vez que se minimizan riesgos y costos.



Rentabilizar la sostenibilidad en Argentina


En Argentina, el mercado de negocios sustentables esta recién en sus inicios y eso nos da la ventaja del “catch up”. Quienes deciden entrar y se preparan correctamente, logran un ascenso rápido siguiendo los lineamientos que fueron exitosos en otros mercados.


Aun así, muchos directivos consideran la sustentabilidad como un problema, en lugar de una solución. Esto es entendible dentro del contexto macroeconómico argentino, donde muchas empresas ven en riesgo su supervivencia debido a las recurrentes crisis. Pero lejos de eso, la sustentabilidad puede ser parte de la solución. El premium hoy por entrar en el mercado es muy alto en diversas industrias.


Al ser un mercado incipiente y haber poca regulación, las barreras de entrada son muy bajas. Un buen ejemplo es el caso de MiPyMes argentinas, que bajo el programa PAC, reciben subsidios que cubren hasta el 80% de la asistencia técnica para proyectos relacionados al desarrollo sostenible y la mejora del ambiente; y el 100% de los gastos de legalización y/o certificaciones jurídicas, legales y contables.

Esto permitiría, por ejemplo, a un productor agropecuario hacer un plan de reducción de emisiones, certificar la huella de carbono de sus productos y venderlos más caros en el mercado europeo, con un costo muy bajo y salvaguardando la calidad de sus tierras. Hay muchas alternativas de este tipo que varían según el sector, el nivel de inversión y los plazos con los que pueda contar la empresa.


Un camino hacia los negocios sostenibles bien planificado es un aliado de la rentabilidad, desde el punto de vista clásico del retorno de la inversión, pero también de otras formas más indirectas. Permite diversificar la cartera de productos sin salir de la industria que la empresa conoce, ayudando así a disminuir riesgos que van desde la pérdida de financiación, hasta la posible descapitalización por futuras regulaciones.

Además, tomar acciones de inversión, aunque sean bajas, genera que los directivos de las empresas den un seguimiento y se interesen en cuestiones climáticas, facilitando detectar las nuevas oportunidades que se generan en el mercado.


Por último, y quizás el más mencionado, la sostenibilidad es cada vez más importante como parte del posicionamiento de marca, generando un mayor engagement de parte de los clientes y de los colaboradores.


52 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page